Los Españoles, unos de los consumidores más optimistas de Europa.


Los españoles se encuentran por encima de la media europea en lo que se refiere a optimismo sobre la situación del país, destacando especialmente en los apartados de gasto y ahorro, tal y como se refleja en el informe del Observatorio Cetelem de Consumo en Europa del año 2017.

El estudio revela que después de unos cuantos años de estancamiento y escepticismo, los europeos vuelven a recuperar la confianza sobre su futuro, siendo la señal más evidente un incremento en el consumo que ha alcanzado niveles equivalentes a los establecidos en 2008. A pesar de esto, el porcentaje de aquellos que consideran que su situación económica es igual o ha empeorado sigue siendo elevado.

Los países que destacan en cuanto a su intención de aumentar el consumo son del este europeo: Eslovaquia (72%), Bulgaria (69%), Polonia (66%) y Rumanía (62%). España se sitúa con un 47%, lo que representa un aumento de seis puntos respecto al año 2016.

En lo referente a la evolución del poder adquisitivo, si la mitad de los europeos encuestados desean aumentar el consumo, la otra mitad, es decir, prácticamente los mismos, consideran que su poder adquisitivo se ha mantenido estable. Un tercio opina que ha bajado, mientras que tan solo la quinta parte asegura que ha aumentado.

Los consumidores españoles se encuentran entre aquellos más optimistas, siendo un porcentaje del 21% aquellos que consideran que su poder adquisitivo ha aumentado (lo que supone cinco puntos más que el año pasado).

Más tiempo dedicado a la compra: 

Como respuesta a la pregunta de en qué medida afecta la confianza al consumo, solo el 31% de los europeas han aumentado su frecuencia de compra. Además, el 90% de los encuestados compara precios antes de comprar, siendo en este tema insuperables los portugueses con un porcentaje del 97%, mientras que otros, como los daneses, tan solo lo hacen en un 73%. En España este porcentaje es igual a la media (90%).

De esta forma, aclaramos que el 85% de los europeos se toman cada vez más tiempo para pensar antes de comprar. De nuevo, los portugueses junto con los eslovacos son los más aplicados (un 91%). En el caso de España un 87% de los encuestados afirma dedicar cada vez más tiempo al proceso de compra.  Este incremento de los presupuestos antes de efectuar la compra constata la prudencia consumista de nuestra época (79% de media).

Al final, es la duda la que domina cuando se trata de pasar a la acción. El 79% de los europeas manifiesta tener dudas antes de efectuar sus compras. Los consumidores ibéricos, junto a los eslovacos destacan en este sentido con unos porcentajes del 89% para Portugal y el 88% para España y Eslovaquia, mientras por otra parte son los daneses los que se muestras menos indecisos a la hora de realizar sus compras.

Pero no todo son noticias positivas, pues aun existen muchas dudas en cuanto a la situación económica actual. Así, la respuesta a la pregunta Cuál es el estado de ánimo actual de los europeos? podría con los dos calificativos más citados por las personas encuentadas: desconfianza e inquietud (un 35% y 34% respectivamente)

Por otra parte, aunque la esperanza es citada por el 28% de los europeos, el desánimo es equivalente (27%). Mientras que por el contrario el entusiasmo (6%), la audacia (7%) y la combatividad (9%) se encuentran bastante ausentes. Concretamente, en España observamos que existe el mayor porcentaje de resignados, con un porcentaje del 23% frente a la media que es del 13%.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *